Frases con Indirectas

  • Finjo creer en tu verdad para ver hasta dónde llegan tus mentiras.

  • No se puede desperdiciar el valioso tiempo con quien hace de tus minutos su juguete favorito.

  • Ya comprendí que no hay nadie a quien necesite para lograr ser feliz.

  • No has querido seguir tu camino de mi mano, pero no te preocupes por mi corazón: alguien más lo sanará y de mi mano caminará.

  • Ante tu talento para la mentira, yo despliego el mío fingiendo que te creo.

  • Dame consejos de vida cuando la tuya sea un modelo a copiar.

  • Agradezco a todos aquellos que hablan a mis espaldas, realmente me han puesto en el sitio que merezco: delante de ellos.

  • Yo te digo lo que pienso, si crees que son indirectas, es porque tu propia conciencia las ha creado.

  • Yo solía ser una persona muy feliz y plena… hasta que tú llegaste a mi vida.

  • Un beso sería el puente que podría unir aquello que está separado pero que debería estar junto: nuestras bocas.

  • Debes saber algo: soy una persona muy egoísta, ya que te quiero en mi vida sólo para mí y verdaderamente para siempre.

  • Te propongo pasar la página, pero seguir en el mismo capítulo.

  • Te confieso que tus celos no me molestan, sino que me hacen ver cuánto me amas… por eso es que me tomo el derecho de provocarlos.

  • Te hago en sueños todo aquello que no me permites hacerte durante mi vigilia… tú te lo pierdes.

  • Debes tener mucha destreza para apuñalarme por la espalda y hacerme caer… he perfeccionado el material de mi escudo protector.

  • Tus palabras fueron hermosas… hasta que me di cuenta que no había nada de sincero en ellas.

  • No pretendas que la persona que engañaste vuelva a creer en ti.

  • Tu última traición provocó mucho ruido en mi: el del quiebre de mi confianza en mil pedazos.

  • Es obvio que mis enemigos me desean el mal: cada uno ofrece lo que tiene en su corazón.

  • A todos aquellos que se sientan ofendidos con mis actitudes, les ofrezco mis más falsas disculpas.

  • Nuestra amistad se rompió porque yo quería lo que tú tenías, mientras que tú querías que simplemente yo no tuviera lo que deseaba.

  • No hay palabras para aquel que ha hecho un juguete de un corazón enamorado.

  • Los que se meten en la vida de los demás, deberían tratar de conseguir una vida propia, aunque sea en una subasta.

  • No puedes evitar que te critiquen y te juzguen, pero sí puedes evitar que te importe.

  • Tengan mucho cuidado, tengo un arma realmente muy peligrosa en mi poder: la sinceridad. Y para empeorar las cosas, tengo una lengua que no puede esperar para hacer el papel de gatillo.

  • Cuídate mucho: hoy olvidas al corazón que te ha ayudado, pero mañana tu desdicha te refrescará la memoria, sin que vuelvas a encontrar el consuelo que ayer te ofrecí.

  • Asegúrate de guardarte sólo para ti aquello que puede hacer que los demás te vean de una forma poco favorable. No olvides que cuando caes en desgracia, todos querrán lucirse diciendo de ti los terribles secretos que quisieras que hubieran tenido la decencia de callar.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS